Las caídas al agua por la borda de una embarcación.

La caída accidental de personas al agua es una de las principales causas de muerte. Al  riesgo de que la caída pase inadvertida y, en consecuencia, no se reciba el socorro necesario, hay que añadir el de sufrir hipotermia por permanencia prolongada en el agua. Debemos de tomar las precauciones
para  evitar una inesperada caída al agua.
Las causas más frecuentes de caídas por la borda son:

  • Si te mueves por el barco con el cuerpo inclinado hacia los pasamanos usándolos como punto de apoyo y alguno de ellos tiene algún defecto o no es de la altura apropiada, te puedes caer por la borda.
  • Si no tenemos en cuenta los movimientos del barco, porque no estamos vigilando el estado de la mar, un envite de mar bravo o un fuerte pantocazo nos puede despedir por la borda.
  • Muchas veces la inexperiencia de la tripulación, hace que no se mantengan sujetos a las partes sólidas del barco, esto puede producir fácilmente una caída al mar.
  • Si no usamos calzado con suela antideslizante, estamos en peligro, un resbalón nos puede hacer caer por la borda.
  • Cuando el tripulante hace una maniobra en cubierta, sobre todo con mal tiempo, si no lleva puesto el chaleco salvavidas o el arnés y está enganchado a la línea de vida o seguridad puede ser una causa de caída.  También existe riesgo cuando se verifican elementos de la cubierta, escotas, cabos, etc. cuando la mar está en mal estado.
  • La ausencia de redes de protección en el contorno del barco puede constituir un peligro para niños.
  • Otro caso muy común de caída es hacer las necesidades fisiológicas por la borda, o vomitar hacia el mar cuando te encuentras mareado.
  •  Las acciones violentas entre dos pasajeros o tripulantes es una de las causas más frecuentes de caer por la borda.
  • En la lucha de un pescador contra su presa, puede vencer el animal y el pescador salir despedido.